FANDOM


Norman Osborn duende verde
Norman Osborn  es Conocido por muchos años como el Duende Verde y archienemigo de Spider-Man ,  Actualmente  ha Vuelto a personificar un su alter-ego solo Que Ahora se Hace llamar el  Rey Duende .

HistoriaEditar

Origen

La infancia de Norman fue turbulenta. Nacido en Hartford, Connecticut, sufrió maltratos a manos de su padre, Amberson Osborn. De hecho la empresa de su padre se había ido a la bancarrota y desde entonces abusaba de la bebida y maltrataba a su hijo y su esposa. Una noche el padre de Norman lo encerró en la vieja casa de su abuelo. El niño, que tenía miedo a los monstruos y la oscuridad empieza a chillar y golpear la puerta pensando que la casa esta poblada por los fantasmas de sus antepasados y que un terrible duende mora en ella. Sin embargo, la experiencia le fortaleció y amaneció por la mañana tranquilo con una sonrisa maliciosa en su cara.

Norman terminó casándose con Emily. Un día mientras conversan Norman le prometió devolver el buen nombre a la familia Osborn, sin embargo Emily le dijo que ella no se había casado con él por su nombre. Poco después Emily quedó embarazada de Harry, muriendo en el parto.

El Duende Verde 

22970 medium

El Duende Verde

Con la muerte de su esposa, Norman se entregó totalmente a su trabajo descuidando a su hijo Harry. El niño no poseía el temperamento de su padre quien le reprochaba ser un llorica. El principal socio de Osborn era el Profesor Stromm. Cuando éste cogió prestado dinero de la hacienda, Norman no dejó escapar la oportunidad y lo denunció a la policía acusándolo de robo, por lo que Stromm fue encarcelado. La forma ruda en la que Harry fue tratado hizo que creciera con rencor hacia su padre. Un día cuando Norman rechazó ir a la noche de los padres que organiza la escuela. En realidad Norman descubrió varias fórmulas de Stromm, con la intención de sacar dinero de ellas, se dedicó a experimentar en el laboratorio. Esa misma noche, Harry se coló en el laboratorio de su padre y saboteó la fórmula en la que estaba trabajando. Al día siguiente, Norman mezcló los productos que había manipulado su hijo, lo que provocó una explosión fuerte. Norman fue hospitalizado, pero se recuperó y se percató que ha sufrido una transformación.

Norman terminó su primer prototipo de cohete volador y se colocó el traje que había confeccionado. Listo para entrar en acción se encontró con los Forzadores. Aunque los matones se opusieron a seguirlo, pero cuando les demostró su superioridad y les explicó su intención de proporcionarles venganza contra Spider-Man decidieron acceder a sus planes. Como Duende Verde se presentó en las oficinas de BJ Cosmos, un estudio cinematográfico de Hollywood a quienes ofreció rodar una película con los Forzadores y Spiderman. De esta forma convenció a Spiderman, que por aquel entonces soñaba con ser famoso y rico, para ir a los estudios de cine en Nuevo México. Una vez allí se entabló la lucha entre los Forzadores, el Duende Verde y Spiderman, que se vio obligado a huir y se refugió en una caverna. Desafortunadamente allí se encontraba por casualidad la Hulk que vio perturbada su paz por la intrusión de los dos personajes mascarados. La furia de Hulk causó el hundimiento de la entrada de la cueva de la que consiguieron salir a puras penas los dos rivales. Una vez fuera Spiderman se hundió en una laguna. Al ver que no emergía el Duende Verde lo dio por derrotado y se alejó triunfante

Tras el primer enfrentamiento, Norman perfeccionó su arsenal creando nuevas bombas calabaza y armas en forma de murciélago, rana, fantasma y media luna y cambió su cohete volador por el deslizador en forma de murciélago. Listo para enfrentarse de nuevo a Spiderman, luchó con él cuando éste se presentó a un encuentro en un club nocturno en el que se habían reunido sus fans. Allí también se encontraba la Antorcha Humana, que se unió a la pelea, y J. J. onah Jameson, que aprovechó el incidente para difamar a Spiderman. Por miedo a dañar a inocentes, entre los espectadores se encontraba también la Tía May, Spiderman decidió huir. El escándalo estaba servido, el Daily Bugle acusó a Spiderman de cobardía y el Duende Verde se vanaglorió de su éxito.

Venganza Personal Contra Spider-Man

La ambición de Norman empezó a crecer. Soñaba con apoderarse de todo el mundo criminal de Nueva York, para lo cual visitó a Lucky Lobo, el jefe mafioso de una banda importante. Cuando éste se rió de su propósito de liderar su grupo, el Duende Verde escapó y preparó un plan. Gracias a un soplo consiguió la lista de los negocios sucios de Lucky Lobo, que hizo llegar hasta Jameson por medio de Frederick Foswell. El director del Daily Bugle, reveló todo a la policía en modo de obtener la exclusiva. La noche de la redada el Duende Verde se acercó a la guarida de Lucky para verificar que todo salía según sus planes, ya que pretendía quedarse con los hombres de Lucky cuando éste fuera aprisionado. En esas apareció Spiderman, por lo que el Duende Verde decidió aprovechar la ocasión y se dejó perseguir para conducirlo hasta Lucky. La intervención del Hombre Araña impidió que ningún hombre de la banda del mafioso consiguiese huir, por lo que los planes del Duende Verde se vieron frustrados de forma indirecta.

Un nuevo personaje apareció en el hampa, el Amo del Crimen parecía decidido a adueñarse de la mala vida neoyorquina. El Duende Verde no estaba muy de acuerdo con el objetivo del Amo del Crimen, de quien conocía la identidad secreta así como el misterioso personaje la suya. Los dos villanos se encontraron en una azotea en la que discutieron sobre las intenciones de cada uno. Finalmente terminaron peleándose y se declararon la guerra. Casualmente, cuando el Duende Verde escapaba del Amo del Crimen se encontró con Spiderman y consiguió capturarlo. En la reunión que había organizado el Amo del Crimen con todos los cabecillas de las diferentes bandas se presentó también el Duende Verde con Spiderman encadenado para demostrar su poder. Sin embargo, el Hombre Araña consiguió liberarse de sus ataduras y ayudó a la policía que irrumpió en el lugar. Tanto del Duende Verde como el Amo del Crimen consiguieron huir, aunque éste último terminó muriendo en un tiroteo esa misma noche.

El Profesor Mendel Stromm salió de prisión tras haber cumplido una condena de diez años. Stromm, viejo colaborador de Norman Osborn, fue traicionado por éste que se apoderó de sus invenciones y le tendió una trampa para ser encerrado en prisión. Stromm construyó entonces un robot con la ayuda de un antiguo compañero de celda, Max Young. Stromm envió a sus creaciones mecánicas contra las industrias Osborn. En ese momento apareció Spiderman que hizo frente al robot, Norman aprovechó la confusión para huir y armarse con un rifle. A bordo de su deslizador siguió a Spiderman hasta la guarida de Stromm, donde, desde una ventana, disparó contra el profesor y lo dio por muerto.

Descubriendo la Identidad de Spider-Man

Norman estaba obsesionado con Spiderman a quien consideraba culpable del fracaso de todos sus planes pasados. Disfrazado como el Duende Verde siguió a Spiderman sin ser visto y descubre su identidad secreta y el lugar en el que vivía. El Duende Verde capturó a Peter Parker por sorpresa delante de su misma casa. Hecho prisionero se lo llevó a su guarida donde le contó su pasado y le rebeló su verdadera identidad. Peter consiguió que Norman lo liberara y Spiderman y el Duende Verde se enfrentaron en un duro combate. Durante la pelea el Duende Verde fue golpeado de lleno por una explosión electroquímica que le causó amnesia.

Peter Parker se trasladó a Nueva York al ingresar en la universidad, donde compartía piso con Harry, el hijo de Norman. Un día Norman pasó a saludar a su hijo y conoció en persona a Peter (de quien no recordaba aún nada). Admirado por su expediente académico le ofreció un trabajo en su empresa.

Norman empezó a padecer dolores de cabeza y la imagen del Duende Verde en los periódicos y la televisión lo perturbaban profundamente sin que consiguiera comprender porqué. Norman fue informado que el Doctor Winkler había encargado costosos aparatos a su espalda. Norman acudió al laboratorio de su empleado y le reprochó su actuación. Lo que Norman ignoraba es que Winkler en realidad trabajaba para Kingpin, para quien había construido una máquina capaz de lavar el cerebro a una persona. Esa misma noche los hombres de Kingpin capturan al Capitán George Stacy y su hija Gwen para usarlos como cebo contra Spiderman. Durante la lucha que tuvo lugar en el laboratorio de Winkler, apareció Norman que se encontraba casualmente por el establecimiento. Cuando entró y vio al Doctor Winkler armado no dudó en lanzarse sobre él. En el forcejeo Winkler disparó y una bala perdida causó la explosión de la máquina de manipulación cerebral. La explosión mató a Winkler y dejó aturdido a Norman. Durante el alboroto provocado Kingpin consiguió huir.

Peter está sin trabajo y Harry no comprendía porque se obstinaba en no aceptar la oferta de trabajo de su padre. Finalmente, convencido que Norman no recordaba nada de lo pasado, Peter decidió acudir a su oficina. Cuando llegó Norman estaba recibiendo un examen médico, pero el doctor le aseguró que está bien de salud, aunque parecía que las noticias sobre superhéroes y en particular Spiderman, lo excitaban. Al parecer durante todo este tiempo y a causa de la explosión del laboratorio de Winkler, Norman fue recuperando la memoria. Paralelamente, su hijo Harry, había empezado a consumir drogas.

Finalmente Norman recordó quien era y se volvió a vestir de Duende Verde. Tras encontrar a Spiderman se entabló una feroz lucha en la que el Trepamuros llevó todas las de perder y tras ser derrotado el Duende Verde se marchó dándolo por muerto. Peter consiguió volver a casa, donde encontró a Harry lleno de pastillas. Al día siguiente Peter se percató que Harry había sufrido una sobredosis, en ese momento irrumpió el Duende Verde quien al parecer no identificó a su propio hijo. Tras amenazar de muerte a su enemigo se marchó por la ventana, cosa que Peter aprovechó para llamar a un ambulancia. Esa misma noche el Duende Verde volvió a atacar a Spiderman. Durante la lucha usó un gas que impedía al Hombre Araña agarrarse a las paredes. Finalmente Spiderman consiguió subirse a los hombros del Duende Verde y le hizo estrellar contra el hospital donde se encontraba Harry ingresado. Al ver a su propio hijo en ese estado, Norman sufrió un shock que le hizo olvidar la verdadera identidad de Spiderman y quemó su traje de Duende Verde.

La Muerte de Gwen Stacy y el Fallecimiento del Duende Verde 

Norman y la muerte de Gwen

Norman asesina a Gwen Stacy

Los problemas con las drogas de Harry se intensificaron, hasta el punto de volver a padecer una sobredosis de LSD. Norman se reprochaba no haber cuidado lo suficiente a su hijo, pues tuvo la sensación que si ha llegado a ese estado en parte es por su culpa, pero sobre todo hizo responsables a sus amigos, en especial a Peter Parker, hacia quien sentía un rencor que no era capaz de explicar. Durante ese periodo sus negocios empezaron a ir también mal. Debido a todas las tensiones que estaba soportando sus recuerdos enterrados volvieron a emerger.

Además, poco antes había tenido una relación con Gwen Stacy, la novia de Peter, que había terminado en un embarazo acelerado por la influencia del suero del Duende Verde. Sin embargo, Gwen tuvo a los gemelos en Francia y decidió criarlos más adelante con Peter, negándose a ponerlos bajo la influencia nefasta de Norman. Sintiendo un odio como nunca hacia Peter, a quien ahora culpaba totalmente del estado de Harry, se vistió de Duende Verde y raptó a Gwen Stacy.

El Duende se la llevó al Puente Washington, donde Spiderman le dio encuentro. Durante el enfrentamiento entre los dos el Duende Verde llevó las de perder, por lo que arrojó a Gwen del puente. Aunque Spiderman consiguió agarrarla durante la caída el trauma la mató. El Duende Verde escapó del lugar de los hechos, pero Peter, lleno de ira por lo ocurrido salió en busca de venganza. Peter fue a casa de Norman, donde encontró a Harry en un estado lamentoso, Norman no se encontraba allí, así que Peter decidió irse pese a la petición desesperada de su amigo para que permaneciese a su lado. Gracias a Joseph Robertson descubrió la guarida del Duende Verde, y con su enemigo lleno de ira, el Duende no era rival para Spiderman. Durante la pelea el deslizador murciélago quedó seriamente dañado y el Duende Verde sucumbió a los golpes del Hombre Araña. Dándose cuenta de su estado, Spiderman se detuvo antes de convertirse en un asesino. El Duende Verde aprovechó esos segundos de reposo para llamar al deslizador, cuyos cuernos habían quedado horizontales, e intentar lanzarlo contra la espalda de su enemigo. El sentido arácnido lo avisó a tiempo para apartarse, por lo que el deslizador impactó contra el pecho de Norman crucificándolo contra el muro. Dándolo por muerto, Spiderman abandonó el lugar.

Regreso de la Muerte

Aturdido por el shock de la muerte de su padre, Harry Osborn le quitó el traje del Duende Verde antes de que llegaran las autoridades, por lo que no vincularon a Norman con el criminal enmascarado cuando encontraron su cuerpo. De esta forma su identidad continuó secreta durante muchos años. Sin embargo, Norman no estaba muerto y se despertó en la morgue. Al parecer la fórmula del Duende Verde lo había dotado con un factor curativo además de su superfuerza. Para evitar que fuera descubierta su fuga puso a un vagabundo de su misma complexión en su lugar.

Asistiendo a su propio funeral ve como su hijo paga al forense para que no indague a cerca de las causas de la muerte de su padre. Aprovechando que se le da por muerto, Norman huye a Europa, donde puede actuar con libertad. Allí pone en pie una red de información que le permite saber todo lo que ocurre en América, y cría a sus dos hijos con Gwen (Gabriel y Sarah Stacy) en su crecimiento acelerado, inculcándoles un profundo odio hacia Peter Parker, que es presentado como su verdadero padre, que les abandonó. A través de esta red descubre a la secta de los Scriers, un grupo obsesionado por adquirir riqueza ilimitada, poder y control. Una vez introducido en la Junta, asesina a su líder y asume su control.

Norman envió a uno de los Scriers para que entrase en contacto con el Profesor Miles Warren. A través de él dotó a Miles de los medios económicos y científicos para que perfeccionara un proceso de clonación. El Scrier le dijo a Miles que lo ayudaría a resucitar a Gwen Stacy, la mujer que amaba, y a vengarse de quien causó su muerte: Spiderman. Norman descubrió que su viejo socio Mendel Stromm estaba aún con vida. Stromm había utilizando el suero de su invención consigo mismo lo que le había mantenido hasta la fecha en animación suspendida. Los Scriers trajeron su cuerpo hasta Norman, que lo revivió como gratitud por los servicios que le había prestado.

Norman se enfureció al descubrir que alguien a encontrado uno de sus escondites secretos y se había transformado en el Duende. Entonces se preparó para viajar hasta Nueva York para enfrentarse al usurpador cuando su atención se centró de pronto en el enloquecido Dr. Judas Traveller. Norman envió a los Scriers para que alimentaran la demencia de Traveller.

Después de enterarse del nacimiento de su nieto bautizado con el nombre de Norman en su recuerdo, el viejo Norman decidió regresar a los Estados Unidos para ver al niño. Finalmente habría un heredero a quien convertir en un auténtico Osborn.

El Contraataque del Duende Verde

A partir de ese momento Osborn espió de cerca la vida de Peter presenciando su boda con Mary Jane. Norman odiaba la felicidad de su archienemigo y sólo deseaba su destrucción. Cuando su hijo Harry murió a causa de la fórmula del Duende Verde modificada, culpo a Peter de su muerte. Los años fueron pasando, Tía May cayó enferma, Mary Jane se encontraba embarazada, Ben Reilly y Peter Parker se encontraron y el Chacal volvió a la vida. Estos acontecimientos propiciaron la vuelta de Norman. Sin embargo, el Chacal contribuyó a la confusión entre Reilly y Peter en la que cayó el mismo Norman. A causa de ello envió a Stromm a investigar quien era el original, pero éste le informó equivocadamente que Reilly era el verdadero Peter Parker, aunque más tarde se descubrió que todos estaban equivocados y Reilly era el clon de Peter. Finalmente por Halloween Norman se decidió a entrar en acción de nuevo y se enfundó una vez más el traje del Duende Verde.

Norman tendió una trampa a Peter Parker. Por medio del Doctor Folsome capturó a enemigo durmiéndolo en el hospital donde Mary Jane está a punto de dar a luz e hizo que una enfermera raptase a la recién nacida May, la hija de Peter y Mary Jane. Norman llenó el Daily Bugle de bombas decidido a hacerlas explotar para hacer pagar a Peter por la muerte de su hijo matando a las personas que Peter apreciaba. En el Bugle estaba teniendo lugar una fiesta, en la que se encontraban muchos conocidos de Peter como Glory Grant, Betty Brant, Ben Urich, Angela Yin, Ken Ellis, Foggy Nelson, Liz Osborm, Flash Thompson, Joe Robertson y J.J.Jameson, Norman también había capturado a Ben Reilly, y lo mostró a Peter explicándole que Reilly había sido siempre el clon y que había estado detrás de todo para vengarse de él. Entonces emprendió el vuelo y se dirigió al Bugle donde asaltó a Liz Osborn a quien acusó de haber debilitado a Harry, pero antes de que pudiera hacerle daño alguno irrumpió Peter y le hizo frente. Mientras ambos luchaban, Ben recogió las bombas y las llevó al lugar de la batalla. Peter recogió la bolsa de bombas para llevarlas hasta las oficinas Osborn, pero el Duende activó el control remoto de su deslizador para empalar al Trepamuros por la espalda. Ben se interpuso, salvando a Peter, pero fue herido mortalmente, y se precipitó al vacío. Entonces Peter lanzó la bolsa con las bombas contra el Duende Verde, cayendo también al vacío. Reilly murió en los brazos de Peter, que vio como su cuerpo se disolvía como los del resto de clones. Además, Osborn logró secuestrar a la Tía May y la suplantó por la actriz Alison Mongrain sin que nadie se percatara del cambio. Mongrain murió interpretando su papel y todos pensaron que había muerto en realidad Tía May.

Poco después intentó que Spiderman se convirtiera en su sucesor. Para ello lo drogó y le hizo vestir el traje de Duende Verde y atacar a sus amigos. Después de varios días de tortura física y mental, Peter logró rechazar en el último momento. Después, el Duende Verde forzó a Flash Thompson, que trabajaba para él y tenía problemas alcohólicos, a estrellar un camión en la Preparatoria Midtown donde trabajaba Peter como profesor. Flash sufrió daños cerebrales como consecuencia del accidente y Peter se lanzó en una lucha sin cuartel contra su viejo enemigo. En cierto momento del combate Norman parecía que deseaba que Peter lo matara, pero éste se controló y rehusó luchar más con él y declararon una tregua.

Algún tiempo más tarde, su identidad secreta quedó comprometida después de una lucha contra Spiderman y Luke Cage que causó graves daños en Manhattan. Derrotado el Duende Verde fue aprisionado. Aún entre rejas, Norman siguió maquinando contra Spiderman e hizo que el Escorpión secuestrara a la Tía May y obligara a Spiderman a liberarlo de la prisión a cambio de la vida de su tía. Finalmente accedió con la ayuda de la Gata Negra a liberarlo, pero cayó en la trampa y tuvieron que enfrentarse a los Doce Siniestros, que incluían a Escorpión transformado en un nuevo Veneno. Afortunadamente Mary Jane había contactado a S.H.I.E.L.D. y los villanos tuvieron que luchar contra el Capitán América, Iron Man, Chaqueta Amarilla, Daredevil y los 4 Fantásticos. Durante la lucha, el Duende Verde logró apresar a Mary Jane y la llevó hasta el Puente George Washington, donde planeaba matarla como a Gwen Stacy. Sin embargo, el Doctor Octopus, que se encontraba drogado, intervino atacando al Duende. Spiderman logró salvar a Mary Jane después de que un rayo lanzara a los dos supervillanos al río.

Agentes de S.H.I.E.L.D. lograron capturar a Norman en Francia y los gemelos de Gwen Stacy aparecieron para destruir a Spiderman. Los gemelos habían sido envejecidos artificialmente y habían desarrollado fuerza sobrehumana capaz de rivalizar con la de Spiderman. Los chicos lucharon con Spiderman, ya que pensaban erróneamente que era su padre y que había abandonado a su madre. Peter les reveló la verdad, pero Gabriel lo rechazó transformándose en el Duende Gris.

Los Thunderbolts

Al aprobarse el Acta de Registro Superhumano el gobierno norteamericano le ofreció liderar una nueva alineación de los Thunderbolts. Para tenerlo bajo control le inyectaron nanitas creados por Tony Stark capaces de causarle un fuerte conmoción si intentaba revelarse. Norman dirigió al grupo como un medio temporal para capturar a héroes proscritos que habían rechazado registrarse, pero aunque su locura fue en aumento y adoptó nuevamente su identidad de Duende Verde con tendencias homicidas, Osborn fue capaz de taparlo todo y continuar en su puesto.

En al menos dos ocasiones, Osborn fue incluso capaz de extender su jurisdicción a Nueva York, intentando capturar a Spiderman como héroe no registrado, y debido a los desmanes de Hulk y sus aliados extraterrestres. Sería una nueva incursión extraterrestre, la invasión secreta skrull la que favorecería un mayor ascenso al poder. Junto a sus Thunderbolts, Norman se enfrentaría al ataque alienígena, siendo él mismo quien diese el golpe de gracia al rematar a la reina Veranke. Esto, junto con la eficacia de la tecnología de Oscorp frente al fallo de la saboteada Startech durante el conflicto, empujó a la opinión pública y política en favor de Osborn.

El Reino Oscuro de Norman 

Iron Patriot 4

Iron Patriot

Fue así como se convirtió, tras la destitución de Tony Stark como director de S.H.I.EL.D., en el jefe de seguridad de Estados Unidos. Su primer acto público sería la disolución de esta agencia y la fundación de una nueva más proactiva, llamada H.A.M.M.E.R., al tiempo que reutilizaba a parte de sus Thunderbolts para convertirlos en los Vengadores oficiales del Gobierno, lo que otros héroes denominaron como Vengadores Oscuros. Él mismo, requisando y versionando una armadura de Iron Man, adoptaría la identidad de Iron Patriot, pero su as en la manga de estos Vengadores era el Sentry, a quién manipuló sutilmente para conseguir que incluso su lado oscuro, el Vacío, estuviese de su lado.

Mientras tanto, reunía en secreto una Cábala junto a algunos de los que él veía como principales pilares de poder en el mundo (el Doctor Doom, Emma Frost, Namor, Loki y el Encapuchado), para estructurar los campos de influencia de cada uno. También asentó su credibilidad frente al presidente de los Estados Unidos, desacreditando las acusaciones de Doc Samson (psicólogo que presenció su último escarceo como el Duende Verde en la base de los Thunderbolts) con la ayuda de una nueva alineación de estos últimos, que había reconvertido en su fuerza de choque privada, destinada incluso a asesinatos secretos. También utilizaría a los Thunderbolts (entre otros activos) para intentar matar a Masacre, el mercenario bocazas que sin saberlo había proporcionado a Osborn la información necesaria para matar a Veranke.

Y es que Osborn se había abierto muchos frentes a controlar. Por un lado, repatrió al encarcelado Doctor Doom a Latveria, donde debió ayudarle con la hechicera Morgana Le Fay. Por otro, se encontró con disensión en las filas de la Cábala (pese a la coacción proporcionada por el Sentry, cuando Namor y Emma Frost se posicionaron por la causa mutante, oponiéndose a las acciones de Osborn, que pretendía formar sus propiis X-Men, bajo sus órdenes. El conflicto subsiguiente terminó con el exilio autoimpuesto de la gran mayoría de la población mutante a la isla de Utopía.

Osborn adquirió el control del crimen superpoderoso mediante su pacto con el Encapuchado, algo de lo que (como otros escándalos) pudo sobrellevar gracias a su gran habilidad de cara al público y probablemente a cierta ayuda mística por parte de Loki. También cerraría la Iniciativa y el Campamento Hammond, sustituyéndolo por el Campamento H.A.M.M.E.R., lleno de los antiguos socios del Encapuchado y a cargo del Supervisor. Algunas amenazas a su régimen, como los Nuevos Vengadores, los Guerreros Secretos de Nick Fury, los Agentes de Atlas y la Fundación Atlas o Bruce Banner y sus aliados conseguirían continuar con sus actividades, pero otros, como Punisher, serían anulados por las fuerzas de H.A.M.M.E.R..

En lo personal, Osborn intentaría crear un puesto en sus Vengadores para su hijo Harry mediante la armadura Hijo de América, funcional únicamente para un portador con genoma Osborn, pero este la rechazaría. Otro sonado fracaso sería el de conseguir poner sus manos sobre las identidades secretas registradas en el Acta de Registro de Superhéroes, ya que esa información solo constaba en el cerebro tecnorgánico de Tony Stark, y este fue capaz de borrar la información, aún a coste de su inteligencia; la presencia de los medios durante su último combate robaría a Osborn incluso la capacidad de venganza.

El Asedio de Asgard

Distintos fracasos comenzarían a pasar factura al altivo Iron Patriot. La presión, y un desastroso encuentro con el Hombre Molécula llevarían a un resurgimiento de la personalidad del Duende Verde en su cabeza, algo incentivado por los ardides de Loki. El Doctor Muerte, pese a la amenaza del Vacío, abandonaría la Cábala y la alianza con Osborn, quien sólo vería como principal aliado al dios asgardiano de las mentiras. Este, directa e indirectamente, influenciaría a Osborn para que atacase Asgard, ahora situada en cielo americano en Oklahoma.

Para buscar una excusa, ayudó a provocar un desastre en una lucha entre el asgardiano Volstagg y los villanos U-Foes, provocando un gran número de muertes civiles que parecieron causadas por el asgardiano. Esto bastó a Osborn como excusa para mandar el ataque de HAMMER y sus Vengadores contra Asgard, pese a las órdenes expresas en contra por parte del presidente de los Estados Unidos. Osborn y sus aliados no sólo tuvieron que enfrentarse a guerreros asgardianos, sino también a todos los Vengadores posibles que pudieron acudir a la refriega en su contra.

Durante la lucha, Iron Man resurgió de sus daños cerebrales y consiguió desactivar la armadura de Iron Patriot, dejándolo indefenso y revelando su inestabilidad mental, que le había llevado a pintarse la cara de verde para tener un aspecto más parecido al Duende Verde. El Sentry se perdió entonces en su identidad de Vacío y se enfrentó a los héroes, mientras un Osborn enloquecido clamaba que sólo él había sido capaz de mantenerlo bajo control, y que el ángel de la muerte acabaría con todos.

ntentando huir, Osborn sería detenido por Volstagg y enviado a prisión por sus crímenes, si bien para él estos no estaban bien claros, y decía estar retenido por motivos políticos. Encerrado en la Balsa, la cárcel para superhumanos, a espera de juicio, Norman se enfrentaba a sus demonios más oscuros en la forma de Duende Verde, al que culpaba de su fracaso en salvar América, según su visión. Pero el resto del país se alegraba de ver como el reinado oscuro de Osborn y H.A.M.ME.R. terminaba, y una nueva edad heroica surgía bajo las directrices de Steve Rogers, el primer Capitán América.

En Prisión

Después de los acontecimientos del asedio, Osborn es visto más tarde en la cárcel, siendo vigilado por Steve Rogers quien comenta que allí es donde Osborn debe estar, tras las rejas. Cuando Rogers se marcha, Norman se enfrenta a una alucinación de su alter ego diciendo que él siempre estará con Norman no importa qué. Más tarde, mientras Luke Cage es nombrado el líder del nuevo equipo de Thunderbolts, Osborn es visto como un nuevo prisionero en la balsa, una prisión hecha específicamente para retener algunos de los villanos más peligrosos del mundo.

La historia comienza en la prisión de la Balsa donde Norman Osborn observa una araña en su celda y admira la forma en que captura a sus presas. Las autoridades temen que Osborn pueda salir libre alegando demencia, así que para asegurar que el juicio en su contra se ejecute con cuidado y sin errores lo trasladan a un centro de gestión privada llamado Centro de Contención Especial (SCC) que alberga a los villanos más peligrosos del mundo: Kingmaker, Xirdal, Carl "Carny" Rives, June Covington el Toxic Doxie, y Ai Apaec el Degollador. El Senador Morrison mueve a Norman a la SCC y parece estar conspirando con el Padre Coulmier, un sacerdote que hace visitas frecuentes a la SCC y es miembro de la secta que adora al Duende Verde, teniendo un tatuaje del Duende en la parte posterior de su cuello.

Al enterarse por el Senador de la transferencia de Norman, el Padre Coulmier inmediatamente va a visitarlo. Norman es colocado en el tercer lugar de la instalación del ala donde Coulmier, en una sesión de terapia privada falsa, le dice a Norman sobre el creciente culto del Duende y como él cree que Norman tiene un papel crucial en lograr un mundo mejor y le ofrece liberarlo de las instalaciones para liderar su culto. Aunque Norman está intrigado por la proposición, él se niega porque como preso político, un escape le haría daño a su causa. Cuando Coulmier continúa tratando de convencer a Norman para escapar con él, suena una alarma y Norman utiliza esta oportunidad para matar a dos guardias y comenzar su huida. Con la alarma todavía apagado, Ai Apaec mata a un guardia y Norman lo confronta al igual que a los otros presos y les dice que va a liberarlo a todos, siempre y cuando sigan sus órdenes hasta que estén libres y amenaza que va a matarlos a todos si no lo hacen. Sin embargo, uno de los internos, Xirdal, se niega a seguir un asesino y sigue su propio camino, luego ella es aparentemente asesinada por las aguas de inundación después de que ella abriera una escotilla. Osborn piensa que ella hizo una mala elección, y continúa su camino con Coulmier y los otros presos.

Mientras tanto, en las oficinas de Front Line, Norah Winters, después de haber seguido el consejo de Peter Parker, comienza a trabajar en su documento relativo a Norman Osborn ya que él está en la cárcel pero cuando uno de sus informantes le dicen que Norman ha sido retirado de la balsa, ella teme por su vida, pensando que Norman la matará si ella publica su historia por lo que decide encontrar su paradero. Ella recibe un sobre misterioso de su informante diciéndole que s encuentren en el muelle 84. Allí, dirige a Norah a un submarino, llevándola a la SCC.

Osborn y los reclusos restantes de la Tercera Ala entran en el área principal de la prisión, donde un motín entre los demás prisioneros se lleva a cabo. Aquí él toma rápidamente el control de los manifestantes encargándose de las amenazas más fuertes que pueda encontrar. Los amotinados se dan cuenta de quién es él y comienzan a corear su nombre mientras muestran sus tatuajes Duende. Todo esto es observado por Norah Winters que ha hecho su camino a un puesto de guardia por encima del alboroto. Norman advierte que alguien está en el puesto de guardia y envía Ai Apaec a investigar. Al ver que se trata de Norah, sonríe y le dice que ha llegado justo a tiempo para ver como levantaba un ejército.

Cuando esto ocurre, Sarah Saulsby, otra reportera del Daily Bugle está tratando de localizar a Norah. Ella llama a la policía a quienes les dice que no ha podido contactar con ella, y piensa que tiene algo que ver con Norman Osborn y un punto de reunión en el Muelle 84. Ella dice que debe hacerle llegar el mensaje al senador Sondra Muffoletto, que fue mencionado en las notas de Norah. Una vez Sondra oye hablar del muelle 84 contacta con el senador Morrison quien niega cualquier conocimiento de algo que tenga que ver con Osborn. Sondra se da cuenta de que está siendo configurada para cargar con la culpa si la verdad sobre Osborn sale a la luz.

Norman entonces hace un discurso acerca de ser el hombre de la gente y que él junto a sus compañeros de prisión fueron tratados sin un juicio justo. Más tarde, interroga a Norah sobre cómo ha llegado aquí y descubre que era el senador Morrison quien estaba chantajeando al senador Muffoletto. Osborn entonces se pone en contacto con Muffoletto y le dice que hará todo esto desaparecer si ella le dice cómo escapar. Gracias a esto se entera sobre la existencia de un submarino. Mientras Norman envía a su hombre de confianza para encontrar el submarino, él tiene una charla con el padre Coulmier acerca de por qué esta exactamente en ese lugar. Coulmier explica que no es porque él lo adore, sino porque él sospecha que es el anti-Cristo. Con eso, Osborn le da una tarea para completar mientras él escapa hacia el submarino. Cuando él llega, es recibido por Carney Rives, el preso con habilidades de fase, y él fue el que trajo a Norah Winters ahí abajo. Él utiliza sus poderes de intangibilidad para conseguir que Osborn, Norah, y el resto entren en la cápsula de escape. Mientras tanto el senador Muffoletto llama al pentágono para notificar este problema, pero antes de que puedan llegar a la prisión bajo el agua, Coulmier, que fue dejado atrás, autodestruye la prisión.

Gracias a la habilidad del Decapitador, el submarino fue capaz de sobrevivir a la onda de choque de la explosión. Tres semanas después de su fuga, el grupo se separó. Norah es dejada fuera de un banco nacional y se encuentra con June Covington en un restaurante. Después, Osborn llama a la policía y se entrega voluntariamente. Cuando Norah se entera de que Osborn se entregó, ella rápidamente corre hacia la corte para enfrentarse a él antes de que sea transferido de nuevo a la Balsa. Durante su intercambio, Osborn llama Norah una reportera con clasificación C y que debe renunciar como periodista.

Más tarde, el senador Muffoletto visita a Norman Osborn en la Balsa. Ella le pregunta por qué Osborn hizo estallar la prisión submarina. Él responde que estaba restaurando la dignidad de los encarcelados y que era justo, aunque Muffoletto lo ve más como asesinato en masa por eutanasia. Después, ella se va y Osborn es recibido por su nuevo médico June Covington.

El Regreso de H.A.M.M.E.R.

En su celda, el personaje del Duende Verde empieza a acosar a Osborn por su fracaso. Este le dice que H.A.M.M.E.R. todavía existía y todo lo que tenía que hacer era llamarlos. Más tarde ese día los Vengadores de Luke Cage son informados por Victoria Hand que Norman estaba siendo trasladado, y fueron elegidos para escoltarlo. Como era de esperar, Los agentes de H.A.M.M.E.R. se infiltraron durante la transferencia y lo liberaron antes de que pudiera ser aprendido por los Vengadores.

Norman se reincorporó con H.A.M.M.E.R. y formó un nuevo equipo de Vengadores Oscuros que consiste en Skaar (como Hulk), Trickshot (como Hawkeye), Ai Apaec (como un de Spider-Man de seis brazos), Gorgona (como Wolverine), Toxic Doxie (como Bruja Ecsarlata), Superia (como Ms. Marvel) y Ragnarok (como Thor).

Este equipo hizo su primera aparición para manejar una situación en Miami. Debido a la planificación Victoria Hand (quien se había convertido en un agente doble dentro de los Vengadores), los Vengadores de Luke Cage llegan tarde y se enfrentan a los Vengadores Oscuros. Esto dañó su credibilidad, ya que no sólo habían llegado tarde, sino que fueron atacados por las personas que supuestamente venían a salvar.

Mientras ocurrieron estos hechos, Osborn también envió un holograma de sí mismo para incitar un motín en una protesta frente a la mansión de los vengadores. Esto incitó a los Vengadores a atacar varias bases de H.A.M.M.E.R. Esto sin embargo fue una trampa y fueron atrapados por varios agentes mejorados de H.A.M.M.E.R. (como "Spider-Hulks", Hombres-Gigantes y Avispas).

Osborn luego negoció con el presidente de los Estados Unidos para reclamar su posición como jefe de la seguridad nacional, y se apoderaron de la Mansión de lo Vengadores por la fuerza. Cuando varios Vengadores lograron liberarse de la sede de H.A.M.M.E.R., Osborn apareció con un Visión derrotado dirigiendo un ejército de ninjas de La Mano. Mientras tanto, los Vengadores Oscuros estaban transfiriendo al Capitán América y fueron emboscados por el equipo de Luke Cage. Skaar traicionó a su equipo y con la ayuda del equipo de Cage lograron derrotarlos, revelando que era un agente doble para el Capitán América (al igual que Victoria Hand, quien informó antes al equipo sobre el paradero del Capitán América).

Después que el Hulk Rojo lo golpeó, los Vengadores se dieron cuenta que Osborn tenía los poderes del Super-Adaptoide (gracias a un procedimiento realizado por Mónica Rappaccini). Los Vengadores intentaron luchar contra Osborn a distancia, pero debido a su absorción de la intangibilidad de Visión su contraataque fue inútil. Fue con los refuerzos del equipo de Luke Cage que finalmente lograron derrotar a Osborn al sobrecárgalo con sus poderes dejándolo en estado de coma. H.A.M.M.E.R. pronto se disolvió con A.I.M. e HYDRA recogió sus recursos y miembros sobrantes.

Tras el regreso de Rodrick el Hobgoblin original a Nueva York, una enfermera y un médico son llamados a la habitación de Norman sólo para descubrir que este se había ido.

El Rey Duende 

El Rey Duende

El Rey Duende

De vuelta en su personaje del Duende Verde, él comienza a reunir a un nuevo grupo de seguidores de los miembros descartados de otros villanos. A medida que construye su ejército criminal para vencer a Spider-Man, Osborn toma un nuevo alias llamándose así mismo el "Rey Duende". Debido al asalto del Superior Spider-Man al Kingpin en Shadowland, el Rey Duende ahora posee a más de la mitad del crimen organizado de Nueva York.

Tras el encarcelamiento de Phil Urich, Osborn lo libera y mejora su armadura al igual que sus armas. El Rey Duende sólo pide que Urich se dedique a su única identidad de aquí en adelante como el “Caballero Duende" y comienza a entrenarlo.

Más tarde al capturar a Carlie Cooper se entera por medio de su diario que Otto Octavius es quien actualmente habita en el cuerpo de Spider-Man. Después se le ve personificando al Hobgoblin y comienza a recolectar dinero de sus clientes, pero dejándoles en claro que en realidad era el único y original Duende verde. Cuando regresa a su base subterránea usa la Fórmula del Duende en Carlie para que así se una a la “familia” y le revele todos sus secretos acerca del héroe arácnido.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.